Entrevista de Everything in Panic

Captura

¿Cuál fue el primer libro que publicaste? ¿Cómo te sentiste al ver lo que habías logrado?

Mi primer libro fue Max, una historia de los ochenta. Se puede decir que lo escribí sin apenas proponérmelo, fue un ejercicio de supervivencia en un momento de mi vida que no me quedaba otra que escribir una novela o morirme de aburrimiento postrado en la cama durante cinco meses con el pie roto. Mi primera experiencia como novelista se parece un poco a la de L. B. Jefferies, el personaje que interpreta James Stewart en La Ventana Indiscreta de Alfred Hitchcock.
Fue todo un reto para mí ya que lo único que había escrito hasta entonces eran letras de canciones sin ningún tipo de hilo conductor. Mi primera novela cuenta con más de treinta personajes que aparecen y desaparecen de la trama y lo cierto es que me costó recordarlos a todos sin haber hecho ningún guion o lista de personajes. Fue como plasmar en papel todo lo que me pasaba por la cabeza sin ningún tipo de directriz, lo dicho, fue todo un reto personal y lo superé satisfactoriamente, pero lo que realmente me hizo más ilusión fue tener el libro en mis manos recién salido de la editorial, es una sensación que la recordaré el resto de mi vida. Lástima que con la segunda no sucedió lo mismo, lo comparo al primer amor de adolescencia que nunca se olvida y jamás se repite.

Foto J.Fernández

¿En qué te inspiraste al escribir Las Pesadillas de Sam?

La inspiración me llegó de repente un día paseando con la cámara fotográfica por mi barrio, me fijé en unos cuantos edificios y me imaginé que tomaban vida. Se me ocurrió un párrafo que guardé en mi mente y después desarrollé en el primer capítulo. La idea era que yo vivía a la sombra de una mariposa amarilla gigante a orillas del mar, justo al lado de la fábrica de Sol, con un enorme tiburón que mostraba su aleta al surcar las aguas que rodeaban la isla.
De hecho mi barrio, la Barceloneta, más que una isla es una península aunque siglos atrás sí lo fue, la mariposa amarilla gigante no es otra que el enorme logotipo del edificio de Gas Natural, La Fabrica del Sol en realidad existe y es un museo de ecología, y la enorme aleta de tiburón es el edificio del hotel W, más conocido como Hotel Vela.

¿Qué es lo que se te hizo más difícil al escribirlo?

Sincronizar el texto con la música. Mi intención era que cuando en la banda sonora sonase una puerta abriéndose,  justo en ese momento el lector lo leyese y escuchase a la vez. Creé una técnica propia para sincronizarlo que me resultó muy útil.
Ya sabemos que todos no leemos a la misma velocidad pero el proyecto está concebido para ser leído a la velocidad con que lo harías al leer en voz alta un cuento a un niño a la hora de dormir. De esa manera es cuando los efectos sonoros coinciden con la lectura.
Componer la banda sonora pensando en una película pero para musicar un libro te abre mucho la imaginación y las historias llegan solas, al igual que las fotos con las que ilustro el libro.
A veces la gente me dice que lo de adjuntar un CD con banda sonora a un libro es la nueva tendencia y yo les contesto que cuando empecé con este proyecto a nadie se le había ocurrido hacerlo y menos con una banda sonora original compuesta, interpretada y grabada por el mismo autor del libro. Esa tendencia literaria suele estar acompañada de un CD con temas ajenos y casi siempre conocidos. De hecho para mi primera novela hice una lista en Spotify para ser escuchada mientras se lee, pero eso está a años luz de componer y grabar una autentica banda sonora. También dirigí y presenté un programa de radio donde yo hacia la voz del protagonista de la novela, pero eso ya es otra historia y pertenece al pasado.

 ¿Cómo empezaste a escribir? ¿A que edad?

Llevo toda la vida escribiendo, a los catorce años escribí un ensayo sobre religiones antiguas pero jamás lo envié a editorial alguna, era muy joven y tímido para intentar publicar algo. Más tarde cuando empecé a tocar en bandas y a componer escribía las letras de mis canciones, incluso hice de letrista para una banda donde el cantante no sabía escribir letras, era curioso escuchar una canción en una voz ajena cantando un texto tuyo.

¿Hay algún libro que te hubiese gustado escribir?

Muchos libros sobre todo los ambientados en mi entorno pero el que sin duda me encantarían haber escrito es La Ciudad de los Prodigios de Eduardo Mendoza, es una maravilla a nivel narrativo que te abre un fantástico mundo en una ciudad donde siempre has vivido y en la que se te escapan muchas cosas acontecidas en el pasado. Otro es El Embrujo de Shangai de Juan Marsé, otra maravilla que te hace viajar en el espacio tiempo. Dos grandes autores que me han influenciado muchísimo, tanto en mis libros como en mi trabajo de cronista histórico de mi ciudad en la plataforma digital urbanexplorerapp.

¿Donde escribes, en tu casa en algún rincón, en alguna cafetería, al aire libre?

Siempre en mi casa, me encanta sentarme delante del ordenador y escuchar a través de mi ventana las voces de los vecinos hablando en la calle o de balcón a balcón, es muy inspirador. He intentado escribir en otros lugares pero me resulta muy complicado, sufro de falta de atención y cualquier cosa que pase a mí alrededor hace que deje de escribir para observar lo que hacen los demás.
Lo que cada día tengo más claro y no descarto es pasar el invierno en una cabaña de madera en medio de un bosque yo solo para escribir mi próxima novela.

¿Qué género has estado leyendo últimamente?

Novela histórica, me encanta la historia, de pequeño en el colegio era un zoquete que todo lo suspendía, todo menos historia.

¿Metas que tengas como autor?

La meta que creo todos tenemos, la de poder vivir holgadamente de mis libros y compartir con el máximo posible de personas mis historias un tanto personales.
Me encanta cuando algún lector me pregunta sobre alguna historia de mis libros y la desarrolla a su manera pidiendo mi opinión

¿Has notado la evolución desde tu primer libro hasta el último?

Mucha, es una evolución natural que va acorde con la personal, aparte del tema técnico de la escritura que se mejora con los años, están las vivencias personales que enriquecen cualquier cosa que hagas, sobre todo contar historias que solo las experiencias vividas en primera persona te permiten escribir.

¿Tienes pensado publicar algún libro próximamente? Si es así ¿puedes contarnos un poco sobre él?

Siempre antes de publicar una novela ya tengo otra en mente casi terminada, solo falta ponerse uno delante de una hoja en blanco y darle forma a la idea.
Mi próxima novela tratará sobre una calle que en su época gloriosa es decir, a finales del siglo XIX principios del XX, fue un hervidero de experiencias humanas y pionera a nivel mundial en muchos aspectos, tanto ideológicos como en su mestizaje cultural al estar en una ciudad portuaria.

¿Un libro que quieras recomendar a los lectores de mi blog? ¿Y un autor?

No soy muy amigo de hacer recomendaciones ni de dar consejos. Mis gustos en la literatura son similares a los de la música, son muy variados y dependen mucho del estado anímico del momento. Ahora mismo el único que me viene a la mente es un libro que recuerdo con cariño y que leí en poco tiempo a pesar de ser un tocho.
A veces los best seller nos echan un poco para atrás, a mi me crean esa reacción pero en un viaje lo vi en una tienda del aeropuerto y llamó mi atención, me sorprendió gratamente sobre todo teniendo en cuenta que es la opera prima del autor, para mí es de fácil lectura, supongo que por mi gran afición a la historia.
El libro es La Catedral del Mar de Ildefonso Falcones, muy recomendable para evadirse en un largo viaje.
En cuanto a recomendar un autor me quedo con el del primer libro que leí por voluntad propia sin que me obligase ningún profesor, el libro era Jamón de Kentucky y el autor es William S. Burroughs, Jr.

Quiero agradecerte por aceptar la entrevista y espero que te hayas sentido muy a gusto. Si quieres añadir cualquier cosa, este espacio es todo tuyo

Me he sentido muy a gusto, siempre es un placer hablar con personas que les encanta la lectura y hacen tanto bien por el fomento de la cultura.
Solo añadir que me encantaría llegar a muchas personas con este proyecto tan complejo llamado Las Pesadillas de Sam.  Al final me he centrado más en el tema de la banda sonora que en el propio libro.
Para terminar decir que La historia narra ese momento de cambio existencial que todos sufrimos alguna vez, es un viaje hacia la estabilidad mental que muchos anhelamos cuando pasamos por un mal momento. Un viaje que puede hacerse sin salir de la habitación y en ocasiones sin levantarse de la cama.

Aquí puedes leer la entrevista original

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s